Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento