La Realidad

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Front

 

La Realidad: ¿Porque se nos ha escondido la verdad por tanto tiempo?

¿Por qué el Haftorah deliberadamente omite Isaías 53? ¿Qué tratan específicamente de esconderle a usted?

¿Por qué blasfema el Talmud a aquellos que calculan el tiempo de regreso al Mesías? (Sanedrín 97b) ¿Por qué quieren que usted no conozca quién es el verdadero Mesías?

¿Cómo será usted personalmente afectado por seguir voluntariamente a los engañadores religiosos?

Lo que los Rabinos no quieren que sepas…    

A través de los siglos, ha habido muchos dicen ser el Mesías. Los cristianos creen que es Jesús de Nazaret (32 d.C.). Otros acreditan a hombres como Simón bar Kojba (132 d.C.), Moisés de Creta (440-470), Shabtai Tzvi (1626-1676) y Najman de Breslav (1772-1810).  Recientemente muchos seguidores de Menachem Mendel Schneerson, quien murió en 1994, aseguran que él era el Mesías. El levantamiento de estos supuestos Mesías continua creciendo en muchas religiones.

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox2¿Podemos tener por seguro quien es el Mesías y cuando vendrá? ¿En realidad lo necesitamos? 

Por unos cuantos momentos, examinemos estas preguntas. 

La única fuente confiable que uno tiene del Mesías se encuentra en la Biblia.

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox3

“Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

La humanidad fue creada para vivir para siempre, pero cuando Adán le desobedeció a Dios y comió del fruto, trajo muerte a la humanidad.

¿Porque mueren las personas hoy en día? La muerte física es por causa de este pecado.

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox3_2

 

 

En su rectitud, Dios pronuncio juicio en contra del hombre, pero en su amor, El dio una promesa de esperanza y redención para la humanidad. 

Dios hablo a la serpiente y le dijo: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

La enemistad entre la futura simiente de la mujer y la simiente de la serpiente esta predicha. Rabinos por tiempo han considerado esto como el primer rayo de esperanza de la promesa que Dios enviaría un Redentor, un Salvador, que sería el Mesías. Si el pecado no hubiera entrado al mundo, no hubiera necesidad para el Mesías. Hiriendo la cabeza de la serpiente, y así venciéndola, el Mesías seria herido y sufriría en el proceso.

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox4

Al principio, Dios no nos dice quién es este Mesías, pero comienza a pintar una imagen vivida de quien va a ser de modo que podamos saber sin duda alguna quien Él es y cuando vendrá. 

5En el libro de Proverbios capítulo 30, se nos hace una pregunta. En el comienzo del verso dice: “¿Quién subió al cielo, y descendió?  ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre…” Está muy en claro desde el libro de Génesis que aquí esta hablando de Dios. La última parte de este versículo es muy interesante y dice: “y el nombre de su hijo, si sabes?”  ¿Tiene Dios un hijo?

¿Qué más dice Dios de su Hijo?

Salmos 2 dice: “Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.”

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox5

Dios dice que será  bienaventurado el hombre que pone su confianza en el Hijo, pero perecerá y tendrá juicio e ira de Dios sobre aquel que no confía en él.

Después, el libro de Miqueas capítulo 5 dice: “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.”  

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox5_2

Aquí se nos dice donde el Mesías nacería: en Belén. Esto elimina Scheerson, Najman, Shabtai Tzvi, Moisés de Creta, Simón bar Kojva, y muchos más. Este versículo no nada más nos dice dónde iba a nacer, pero que Él ha sido desde la eternidad. Esto nos dice algo de su naturaleza. 

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox6

Luego, en el libro de Daniel, se nos dice cuando el Mesías va a venir. Daniel era uno de los muchos judíos que fueron llevados cautivos a Babilonia despues de que el Primer Templo había sido destruido por los babilonios. 

Cuando comienza a orarle a Dios, el confiesa sus pecados y los pecados de la nación de Israel, Dios revela a Daniel algo grande que Él va a hacer. Daniel capítulo 9 dice: "Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable…”  La relación que Dios tenía entre hombre y sí mismo en el Jardín del Edén seria restaurada. 

Dios le enseño a Daniel en Babilonia, hace 2,600 años atrás, después de que el Primer Templo fue destruido, que Jerusalén seria reconstruido y la fecha en que el Mesías vendría. “Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas;” 

De acuerdo con Daniel 9:2, esta profecía se relaciona con años. Así que siete años es “siete sietes” que son 49 años y sesenta y dos semanas son “sesenta y dos sietes”  que son  434 años.

Desde el decreto hasta la restauración y reconstrucción de Jerusalén por el Rey Atrajeres, alrededor de 451 a.C, la venida del Mesías es (7 x  7= 49) + (62 x 7= 434) = 483 años. Esto nos dice que la venida del Mesías seria alrededor del año 32 d.C.

Hasta este momento hemos visto que el Mesías será el Hijo de Dios, Él nacerá en Belén, Él aparecería alrededor del año 32 d.C, y Él es eterno.LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox8

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox10

En el versículo siguiente, Dios le revela algo inusual a Daniel: “Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario…” Después de 483 años, el Mesías morirá y el Templo será destruido. Ese templo, el Segundo Templo, fue destruido por los romanos en 70 d.C. 

Esto quiere decir que el Mesías tuvo que haber muerto alrededor del año 32 d.C. antes de la destrucción del Segundo Templo en 70 d.C.

prayer book with padlock and chain

El libro de Daniel habla extensamente acerca del Mesías, cuando Él va a venir, y los hechos que ocurrirán al fin del mundo. Es de preocuparse pues el libro de Daniel no está incluido en el Haftora. Para que un libro diga tanto del Mesías, pero que no sea incluido en el Haftora hace parecer que la verdad está siendo escondida de nosotros. Es más, el Rabí Samuel b. Nahamani dijo a nombre del Rabí Jonatan: “Maldito sean los huesos de aquellos que calculan el fin. Pues ellos dirían, porque el tiempo predeterminado ha llegado, pero el aún no ha llegado, el nunca vendrá.”  (Sanedrín 97b) Claramente, los Rabinos sabían quién Dios identificaba como el Mesías de Israel, pero lo rechazaron. Los Rabinos no solamente han escondido su identidad de nosotros, pero han mal dicho a aquellos que simplemente quieren conocer lo que Dios dice con respecto a quien es el Mesías y cuando vendrá.  

No es hasta que vemos el capítulo 53 de Isaías (que es deliberadamente saltado en el Haftora) que vemos la identidad del Mesías más visible y el propósito de su venida. Dicta en el vs. 5, “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecado” El sufrimiento del Mesías fue por causa de nuestros pecados. Usted puede pensar que es una buena persona. Quizá nunca haya asesinado a nadie, robado un carro, etc., pero si ha pecado contra el Dios Santo. En el Torah, se dice que hay 613 mandamientos. Estos mandamientos tienen un propósito; ese propósito es de revelar la rectitud de Dios y la tendencia pecaminosa del hombre. 

LR DP_27611911_miss targetSin importar que tanto lo intente, siempre el hombre quedara corto en la medida de la rectitud de Dios. La Biblia nos enseña en Eclesiastés capítulo 7, “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.Isaías capítulo 64 también nos dice, “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia;”

La imagen que Dios empezó a pintar en Bereishit ha comenzado a clarecerse. Para que el hombre pueda ser restaurado de nuevo a la comunión con Dios, el Mesías tenía que venir y dar su vida en expiación por nuestros pecados.

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox12

Isaías 53:8, “…cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.”  El murió, pero fue a causa de nuestros pecados que él murió. Él sufrió grandemente a manos de hombres. Isaías nos dice que El sería herido, escupido, y hasta Su barba le seria arrancada de Su rostro. (Isaías 50; Haftorah for Eikev) 

En el mismo capítulo de Isaías 53, nos dice, “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados;”  El Propósito del Mesías era llevar el castigo de nuestros pecados e iniquidades para tener paz con Dios.

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox12_2

El versículo próximo dice: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.”  Nuestros pecados como mentir, robar, fornicación, adulterio, odio, lujuria, brujería, contenciones, ira, conflictos, palabras soeces, envidia, celos, asesinato, embriaguez, juerga, actividad homosexual, avaricia, disturbios, extorsión, injusticia, engaño, idolatría fueron colocadas en el Mesías. El personalmente sufrió por los pecados en nuestro lugar.

¿Era necesario todo esto? De acuerdo a Isaías 53; lo era. Su muerte fue una ofrenda por el pecado, y Dios se complace con esta oferta. El versículo 10 dice, Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado…

Slide 1

No sólo vemos el Mesías muriendo, pero también siendo enterrado; “Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte…” El versículo 10 también dice:vivirá por largos días,Ahora vemos sus días alargado: que habla de la resurrección.

Observe que el resultado de este sacrificio en el versículo 11, “Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.”  Dios está satisfecho en la expiación del Mesías que ha pagado totalmente por nuestro pecado. Sin embargo, con el fin de ser justificado con Dios, debemos aceptar esta expiación personalmente. "…con su conocimiento justificará mi siervo justo á muchos..."

 

Muchos de los que han sido acreditados como el Mesías, simplemente no cumplen con las credenciales establecidas por la Biblia.

  •  No nacieron en Belén
  •  No sufrieron y murieron en el año 32 d. C.
  •  No eran eternos en la naturaleza
  •  No los llamaron el Hijo de Dios
  •  No hicieron la expiación para el pecado de la humanidad
  •  No resucitaron de entre los muertos

Pero al examinar la vida de un hombre llamado Jesús, encontramos un completo cumplimiento de todas estas profecías y muchas más.

Sabemos que el Mesías es el hijo de David, pero cuando el segundo templo fue destruido en año 70 d.C., también fueron destruidos los registros de las genealogías. El libro de Mateo, que registra la genealogía de Jesús, fue escrito, grabado y publicado antes de la destrucción del segundo templo.

Jesús fue del linaje de David. Mateo 1:1 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.”
Jesús nació en Belén. Mateo 2:1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes…

Jesús vino en el tiempo designado, alrededor del año 32 d.C., antes de que el segundo templo fuera destruido. El sufrió por nuestros pecados de acuerdo a Isaías 53, fue sepultado y resucitó al tercer día (Salmos 16:10) y fue visto por más de 500 personas en una ocasión después de su resurrección (1 Corintios 15:6). Él fue “declarado Hijo de Dios con poder…” (Romanos 1:4)

 

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox15Un obstáculo para algunas personas aceptar a Jesús como el Mesías, es el hecho de que no haya inmediatamente dará paso a la paz en la tierra. Sin embargo, tome nota de la profecía de la venida del Mesías en el libro de Daniel. Declara que el Mesías moriría, sería destruido el templo, y habría guerras, no la paz, hasta el final. Daniel 9:26 dice, “se quitará la vida al Mesías…y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario…y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.” ¿Habrá desolación hasta el fin de que guerra?

La última guerra antes del regreso del Mesías será cuando todas las naciones vayan en contra de Jerusalén. Zacarías 12:9-10 dice: Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron…” Los habitantes de Jerusalén llorarán cuando vean a Jesús el Mesías, quien fue traspasado por nuestros pecados en la cruz hace 2000 años, el establecerá su reino la paz en la tierra. 

 

???????????????????

En el día de la expiación un sacrificio debía hacerse para cubrir los pecados del pueblo. El Torá declara en Acharei Mot, "porque la vida de la carne en la sangre: y he dado sobre el altar para hacer expiación por sus almas: porque es la sangre que hace expiación por el alma."

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox18

Desde la segunda destrucción del templo aproximadamente 2000 años, la expiación según el Torá, ha sido imposible. Se nos ha dicho que nuestras oraciones, buenas obras, etc., puede tomar el lugar del templo sacrificios. Sin embargo, Dios dijo que seremos malditos si no obedecemos todas las palabras del pacto, que incluye la expiación por el pecado por medio de sacrificios en el templo. Sin embargo, Dios no nos deja siendo pecadores, malditos y sin esperanza. En su amor, Dios amablemente nos informa a través del Profeta Jeremías que habría un nuevo pacto aproximadamente 600 años antes de la venida del Mesías.

LR DP_7905437_real estate agentPara ilustrar: dos hermanos tenían un alquiler de contrato en un apartamento, cumplido sus obligaciones con el propietario. El propietario les informó por adelantado que el edificio estaba programado para la demolición y les dio la fecha exacta para que se preparasen con tiempo. El amable dueño construyó una hermosa casa nueva para los hermanos se mudasen y había incluido mantenimiento sin costo en su nuevo contrato. El hermano menor felizmente mudo a la nueva casa bajo el nuevo contrato mientras que el hermano mayor negó el nuevo contrato y fue expulsado del edificio que luego fue demolido. Andaba caminando sin poder creer las palabras del terrateniente, estaba resentido con su hermano menor, pero por causa de su tradición, continuó haciendo lo que puede para honrar el antiguo contrato.   

 

Dios es muy claro por medio de los profetas que el Mesías sería nuestra nueva expiación. Jesús murió como nuestro sacrificio justo antes de que el Segundo Templo fuera destruido, así presentando un mejor pacto con perdón eterno.

LBC Reality Booklet - Spanish - Textbox20

Jesús se hizo a un portador del pecado para ser nuestra expiación completa, a fin de reconciliarnos con Dios para siempre. Ahora es su decisión si usted aceptará la expiación o la rechazará.

Quizá quiera considerar esto cuidadosamente y estudiar los pasajes en la Biblia y leer el Nuevo Testamento. Pero su decisión determina su destino eterno, o quedara su nombre escrito en el libro de Dios o borrado. (Daniel 12:1-3)

Cuando un joven le propone matrimonio a una mujer, la relación no tiene futuro a menos que ella acepte la  propuesta y responda en acuerdo. De igual manera, para que nosotros seamos justificados de nuestros pecados delante de Dios, debemos responder personalmente al Mesías y aceptar su provisión para nuestra expiación y recibirlo como nuestro Salvador.

Es importante calcular el costo; el costo por no recibir la provisión y el perdón de Dios, que es la separación eterna de Dios en el fuego eterno (Isaías 33:14) y el costo de recibir a Cristo, que puede ser el rechazo de algunos de sus amigos y familiares. Oíd palabra de Jehová, vosotros los que tembláis a su palabra: Vuestros hermanos que os aborrecen, y os echan fuera por causa de mi nombre, dijeron: Jehová sea glorificado. Pero él se mostrará para alegría vuestra, y ellos serán confundidos  Isaías 66:5

En el acercamiento a Dios, considere lo siguiente:

• Reconozca que ha transgredido y que ha pecado contra Dios

• Confiese sus pecados personales a Dios y ponga sus pecados en Jesús el Mesías

• Acepte la muerte y el sacrificio de la sangre de Jesús el Mesías de parte de su pecado

• Crea que Jesús el Mesías resucitó según las Escrituras

• En nombre Jesús, llame para que él sea su Señor y Salvador

• Dele gracias a Dios por su salvación

• Este es un buen momento para dedicar su vida a su servicio

  

“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;” Juan 1:12

 

?????????????????

“Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. ”  Isaías 55:6-7

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”  Juan 3:16-17

 

“Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”   Romanos 10:13

 

Refutación: Aquellos que no han aprendido el Nuevo Testamento han asociado la Iglesia Católica con el Cristianismo. Esto es absurdo porque el Nuevo Testamento condena la idolatría y las muchas practicas abominables de la Iglesia Católica. (1 Corintios 6:9-10).  Durante la Inquisición, innumerables verdaderos cristianos y judíos fueron torturados y asesinados. La conexión clara que del Nuevo Testamento de la Iglesia Católica, que es la profecía de la destrucción venidera en Apocalipsis capítulo 17. La Iglesia Católica enseña catecismos de su religión en lugar de alentar a sus seguidores que lean las mismas escrituras y crean lo que Dios ha dicho.